Totes amb Burjassot recurre las bases para contratar un coordinador deportivo por considerar que son un traje a medida

Pleno del Ayuntamiento de Burjassot.

La plataforma ciudadana y municipalista Totes amb Burjassot ha interpuesto un recurso de reposición al decreto de Alcaldía por el cual se constituyen las bases para la convocatoria de una plaza de funcionario de Coordinador Deportivo por concurso-oposición, y que salió público en el Boletín Oficial de la Provincia de Valencia el pasado 2 de junio. El recurso, registrado el miércoles 28 de junio, es un instrumento reflejado en la Ley de Procedimiento Administrativo Común, en el cual es el propio organismo público que emite la resolución administrativa, en este caso el Ayuntamiento de Burjassot, el que debe resolver si existen o no motivos de impugnación o nulidad de la citada resolución.

Desde la plataforma, exponen hasta cinco argumentos por el cual las bases de la convocatoria para esta plaza no son adecuadas,  en función de diversos artículos de las leyes de transparencia tanto la estatal como la autónoma, de la ley de procedimiento administrativo común y de la ley de la función pública valenciana, con lo cual el decreto podría ser nulo de pleno derecho.

El primer argumento es que no se exige en los requisitos el certificado de no estar en el registro de delincuentes sexuales, obligado por ley si se va a trabajar con menores; el segundo versa sobre el Tribunal calificador, el órgano encargado de otorgar las puntuaciones, concretamente, señalan la falta de concreción en su composición, pues no se indica a qué organismos se va a pedir que aporten miembros, cómo se va a hacer la selección, si habrá o no suplentes y cómo funcionarán, cómo se resolverán los empates, o qué incompatibilidades hay; el tercero versa sobre las pruebas teóricas y prácticas, en las cuales no se indica el procedimiento para puntuar, no se sortean las preguntas ni el temario, no se especifican las pruebas prácticas ni tampoco se sortean, ni se establece un periodo de revisión de los exámenes, entre otras cuestiones; en el cuarto argumento, sobre la forma de puntuar los méritos de las personas opositoras, desde Totes amb Burjassot entienden no se busca a la persona más preparada posible, ya que del total de los 4,5 puntos posibles por experiencia laboral, sólo 2,5 puntos se corresponden con los de la propia plaza, ni se tienen en cuenta prácticas, doctorados o másteres, ya que en lugar de puntuar por horas de formación, se puntúa por cursos realizados; y en el quinto argumento, señalan la inexistencia de un plazo de revisión de las puntuaciones obtenidas, lo cual redunda en la indefensión de las personas que se presenten.

Por todo ello, en Totes amb Burjassot opinan que existe lo que se llama desviación de poder, esto es, que un estamento de la  administración pública está amparándose en la legislación para fines distintos para los que está pensado. En este caso, dicen que el Ayuntamiento de Burjassot ha ideado estas bases con el objetivo de obtener un perfil concreto, y no el mejor perfil posible para la plaza de Coordinador Deportivo, por lo que las bases deberían ser nulas de pleno derecho.

Por último, recuerdan que esta plaza ya fue llevada al juzgado en su momento por no convocarse adecuadamente, por lo que no descartan, si el recurso no prospera y no se tienen en cuenta las alegaciones presentadas, acudir al Síndic de Greuges o bien interponer un contencioso-administrativo y que se resuelva el asunto judicialmente.

Comentarios: 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *